La cultura de paz, un movimiento de transformación positivo para el mundo

#WorldPeaceBuilders

La paz es la base para la construcción del desarrollo de todas las naciones y es parte de los derechos humanos que todo individuo debe gozar y que los Estados deben garantizar. Este concepto forma parte de los llamados derechos de “tercera generación”, adoptado en 1984 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en la declaración sobre el Derecho de los Pueblos a la Paz.

Hablar de la paz a lo largo de la historia, ha traído palabras aparejadas como: guerras, conflictos, enfrentamientos, luchas, violencia, muertes y migración, y esto no es una percepción incorrecta, pues como Johan Galtung señala: “la paz no es ausencia de guerra, sino la transformación de los conflictos y superación de las formas de violencia (violencia estructural, violencia cultural y violencia directa)”.[1]

Es precisamente por eso que debemos darle la debida importancia al concepto de cultura de paz, de cooperación y  de solidaridad al desarrollar un conjunto de actos concatenados. Estos para que los individuos de una comunidad puedan desarrollar diversas actividades en un estado de libertad, incentivando el diálogo, y la negociación. Estos últimos, como instrumentos principales para poder crear consensos, formar acuerdos entre las personas, grupos y naciones, basándose en la dignidad humana e interactuando en condiciones de respeto, tolerancia, igualdad y cohesión social.

Imagen dentro del texto PAZ

Es fundamental crear condiciones de convivencia entre todas las personas. Sin embargo, es un proceso sumamente complejo, ya que existen diversas realidades, donde cada ser humano es único y esa esencia hace que todos le demos un significado a nuestro universo. Así se refleja la gran diversidad, de todas las culturas del mundo. Por eso tenemos que definir el rumbo sobre cómo queremos que se lleve a cabo ese proceso, que debe partir desde lo colaborativo, lo participativo e impulsando el ejercicio de las libertades individuales con mayor responsabilidad y compromiso.

Si bien el ser humano se ha olvidado de la esencia de existir, de disfrutar de la felicidad, de su capacidad de asombro, de innovación y de creación, debido en gran medida a la forma en cómo nos relacionamos con nuestro espacio social, es necesario  plantear que la esencia actual de los seres humanos es buscar un progreso a partir de una mayor cultura de paz en cada una de las regiones a nivel global.

Nos debemos replantear el presente y el futuro común como una sola especie: la humana. En un mundo donde presenciamos el existir de sociedades cerradas, nacionalistas y ortodoxas, son momentos donde existe una ruptura en los temas de coyuntura global, y es justo donde deben nacer y fortalecerse causas, comandadas por personas con dotes de liderazgo, asumiendo retos, creando movimientos que hagan nuestro existir en la Tierra en un estado más armonioso y un entorno más equilibrado.

Una de esas bases es partir de fomentar una cultura de paz, insertar valores, actitudes y comportamientos que rechacen la violencia y que prevengan conflictos, así como resolver situaciones complejas a través de una actitud de diálogo y constructiva, que aporte siempre en positivo, siempre con la visión de dejar huella, de heredar a las futuras generaciones una humanidad más integral y menos caótica.

Hay quienes soñamos con los pies en la tierra para convertir esos pensamientos mágicos en una realidad basada en hechos y en conjuntos de acciones. Juntos sumemos, construyamos nuevos puentes de entendimiento y que con esta transformación de la idiosincrasia nuestro planeta nos pueda ver evolucionar y así los pueblos puedan prosperar.

 

Jorge Iván Flores Camacho

Chiapaneco, abogado por la UNAM, cofundador de Diálogos A.C., Director de Atención a Pueblos Originarios en WPB. Parlamentario Juvenil de México y miembro de Kybernus. Ha sido Director de Formación y Orientación en la SJRyD en Chiapas, actualmente es Asesor General.

Facebook: www.facebook.com/jivanflorescamacho

Twitter: @jivanFC

 

[1] Galtung, Johan, A Theory Of Conflict: Overcoming Direct Violence, Ed. Transcend University Press, 2010, 320 pp.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s