Contribución de las abejas a la economía nacional

Por: Andrés Cruz Zamudio

El pasado 17 de agosto se celebró el Día Nacional de las Abejas por lo que es conveniente hacer un balance de la importancia de estos insectos por dinamizar diversos sectores de la economía nacional, por ser una herramienta clave que impulsa el desarrollo sostenible, por aportar sustento a los más de 40 mil apicultores junto con sus familias, por contribuir al beneficio de la humanidad y a la conversación de la biodiversidad.

En el mercado mundial de miel, México se ubica en el sexto sitio de países por volumen de exportación. En 2016, la producción de miel mexicana ascendió a las 55 mil toneladas, de esta cantidad se exportó poco más de 50%, es decir, por cada diez kilos producidos cinco se comercializaron en el extranjero. Los ingresos por estas exportaciones alcanzaron los 93 millones de dólares (FAO, 2017; ITC 2017).  No obstante, 2016 fue un año de contracción para la actividad apícola, pues su producción disminuyó un 10% respecto a 2015.  Debido a este desplome México pasó de ser el tercer exportador mundial para posicionarse como el sexto.

Polinizacion.png

Fuente: http://ow.ly/e3IM30ezQrV

La miel mexicana endulza los paladares de Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica y Suiza, en ese orden. En cuanto al valor unitario por tonelada vendida, el precio más alto se ubicó en Estados Unidos con alrededor de 5 mil dólares. Gran parte de la miel mexicana exportada es producida por poco más de 20 mil apicultores distribuidos en zonas rurales de Campeche, Quintana Roo y Yucatán (Cruz-Zamudio, 2017). La producción de miel se desarrolla como una actividad relevante debido principalmente a que representa una importante fuente generadora de empleos en zonas rurales del país, y es la tercera actividad captadora de divisas del subsector pecuario a nivel nacional (Ulloa et al. 2010; González et al. 2014).

Además de la producción de miel con características especiales, las abejas polinizan más del 80% de los cultivos para consumo humano tales como melón, tomate y aguacate. En este último, México es líder en la producción mundial. Las abejas son de gran importancia para la alimentación del ser humano y de mucha relevancia por los incentivos que otorga a la economía nacional. No obstante, en el mundo se vive una crisis de los polinizadores debido principalmente al uso de agroquímicos en los cultivos. Esto provoca la pérdida de hábitats de las abejas que a largo plazo puede contribuir al cambio climático.

Tan solo en Estados Unidos las colmenas se han reducido en un 50%. En 1990 existían cerca de 5 millones y actualmente existen alrededor de 2,5 millones, cantidad similar a lo que se tiene registrado en México. Por lo que a nivel nacional se debe regular el uso de agroquímicos. En Europa, por ejemplo, se ha prohibido el uso de pesticidas neonicotinoides causantes principales del Colapso de las colmenas (Colony Collapse Disorder). En la agricultura nacional aún se utilizan plaguicidas ya prohibidos en otros países.

Los tomadores de decisiones deben ser conscientes de la problemática actual que atañe no solo a las abejas, sino al sector agrícola en su conjunto. Si realmente deseamos que México se encamine hacia un desarrollo sostenible tal como se acordó en la Cumbre de Desarrollo Sostenible de 2015 en Nueva York, es fundamental que incentivemos la producción de esta actividad en las comunidades rurales que, de acuerdo con ciertos estudios, son el principal sector de pobreza en el país (El Economista, 2015).

En la Península de Yucatán se ubican 46 Áreas Naturales Protegidas que podrían fungir como centros de producción de miel convencional y orgánica, detonando el desarrollo de las comunidades aledañas a estos hotspots de biodiversidad. Tenemos el potencial, la experiencia y el capital humano para dar un salto agigantado a lo sostenible y colocarnos en la cúpula de producción mundial.

Las abejas, entonces, también son héroes públicos que podrían contribuir con el complimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a sacar de la pobreza a un cúmulo importante de la población, conservando, sobre todo, nuestros recursos naturales que nos hacen ser partícipes del grupo selecto de países mega diversos.

 

Referencias

Cruz-Zamudio, A. (2017). Producción de miel convencional y orgánica en la Península de Yucatán. Univerisé de Sherbrooke / ECOSUR. Consultado el 08/08/2017 en: http://bibliotecasibe.ecosur.mx/sibe/book/000058332

El Economista (2015) Zonas rurales, principal sector de pobreza en México. Consultado el 08/08/2017 en:  http://eleconomista.com.mx/sociedad/2015/08/26/zonas-rurales-principal-sector-pobreza-mexico

FAOSTAT. (2017). Producción ganadería primaria. Producto: miel natural. Consultado el 08/08/17 en: http://www.fao.org/faostat/en/?#data/TP

González, F. J., Rebollar, S., Hernández, J., & Guzmán, S. (2014). La comercialización de la miel en el sur del Estado de México. Revista Mexicana de Agronegocios, 18(34), 806-815.

ITC. (2017). List of exporters for the selected product Product: 0409 Natural honey. International Trade Centre. Consultado el 08/08/2017 en: http://www.trademap.org/tradestat/Country_SelProductCountry.aspx?nvpm=3|484||||0409|||4|1|1|2|1||2|1|1

Ulloa, J. A., Mondragón, P., Rodríguez, R., Reséndiz, J. A., & Rosas, P. (2010). La miel de abeja y su importancia. Revista Fuente, 2(4), 11-18.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s