Entrevista a Don Ceferino, Héroe Público; leonés ejemplar

Por Karen Grisel López Becerra en colaboración de Iliana Tairi Ruiz Cruz

La Red Mexicana para el Servicio Público, se define como no solo una red de vínculo, sino como un receptor de grandes historias por compartir y replicar. En este sentido, al conocer estas historias queremos que las generaciones actuales y futuras encuentren valor en personajes que demuestran ser un ejemplo a seguir.

En un cuarto con aspecto a local de vendimia, en una silla de ruedas, se encuentra Don Ceferino. Un hombre de aspecto senil como ya superando los 90 años. Se encuentra en medio de bultos de ropa y objetos usados, que han sido donados por vecinos y que él se encarga de vender. Me acerco a él y le pregunto si puedo hacerle unas preguntas, le comento que lo que más me ha llamado la atención entre el tumulto de objetos, ha sido una decena de cuadros y lienzos. Al preguntarle por el autor, me comenta que él los ha pintado.

Originario de León, Guanajuato y nacido un 26 de agosto de 1920, estudió hasta 6to grado de primaria, ya que, cómo el mismo lo comenta, la educación era un tema de privilegio y altas clases sociales, por lo que no se le permitió estudiar más que hasta ese nivel.
Esto ha sido, lo que Don Ceferino ha compartido con nosotros:

Imagen principal

¿Cuál es su nombre?
– Ceferino Martínez Valdez
¿Usted a que se dedica?
– A nada
¿Pero que le gusta hacer?
– Me gusta pintar
¿Qué le gusta pintar?
– Puro paisaje, no se hacer otra cosa.

¿Qué tipo de paisajes?
– Urbano y campestre
¿Tiene algún autor que a usted le guste?
– Me gustan todos, son unas personas muy extraordinarias todos, fuera de serie. Me gusta mucho ver y oír los comentarios y ver revistas. Mexicanos, extranjeros. No me importa
¿Desde cuándo inició usted a pintar?
– Desde ahora que me enfermé, del 2000 para acá, me enfermé de las piernas
¿Ha estado usted en silla de ruedas?
– Si y por eso empecé a pintar. No me gusta estar de “oquis”, tengo que hacer algo primero distraerme y tratar de que mi mente no se “embote” en la enfermedad.
¿Usted sabía pintar antes?
– Muy de vez en cuando pintaba y dejaba temporadas como 10 o 15 años sin pintar y luego tenía tiempo, me daban ganas y volvía a pintar otra vez, casi no mucho porque es muy caro el material para la pintura. La pintura no será cara, pero los libros y los pinceles son muy caros.
¿A usted le gustan los pintores mexicanos?
– Todo el que pinta me gusta
¿Usted los admira?
– A todos
¿A algún autor en especial?
– Tengo muchos
¿Cómo quiénes?
– Está Dr. Atl, Diego Rivera y Frida Kahlo, entre otros muchos
¿Autores extranjeros?
– Van Gogh, no porque sea el único, sino porque en ciertos aspectos me gusta.
¿Usted fue a alguna escuela a que lo enseñaran a pintar?
– Nunca, Aprendí de los libros , ver televisión, de ahí he aprendido yo por mi cuenta.
– Hasta ahora no se ni que material comprar.
¿De dónde consigue su material para comprar?
– De aquí de la tienda, que está cerca.
¿Cuánto se gasta en su material?
– Hay veces que no me gasto nada, porque no tengo nada. Me falta una pintura y no lo tengo. Me falta un bastidor.
¿Qué es lo que usted necesita para seguir pintado?
– Pinturas, pinceles pero no tengo. Por ejemplo hay veces que no hago bien las cosas porque no se acopla el pincel, porque no se puede usar.
¿Pero si usted tiene el pincel adecuado, puede usted pintar bien?
-Pues pinto con el que me salen bien las cosas.

¿Y quién le compra su material?
– Aquí hay gente que me compra. Hay veces que vendo como 5 o 10 pesos (señalando a ropa usada que tiene en una mesa), pero eso no me alcanza ni para un bolillo. Pero pasan señoras u hombres o compañeros y me regalan los 50, los 10 los 5 (pesos). Hay una señora que constantemente casi pasa dos o tres veces al mercado y me regala 5 pesitos.
Yo con 5 pesitos o 10 la hago, porque con 2 pesitos compro un bolillo. Hay veces que se les olvida que tienen enfermo.
¿Usted tiene hijos?
– Si (ríe) tengo 7 hijos, pero nadie vive conmigo. Nada más mi hija.
¿Vive su esposa?
– No, ya no. Esa fue la mayor desgracia, casi casi como perder las piernas o quizás hasta más. Porque algunos dicen que no hay como la madre, para mí no hay como mi esposa. (se le nublan los ojos y se le quiebra la voz). Se llamaba Audelia Ochoa de Martínez, estuvimos casados por 65 años.
Usted, ¿desde qué edad supo que le gustaba pintar?
– Mire yo he sido muy inquieto, yo hago muchas cosas (señala creaciones en madera como casas y barcos). Hago muchas artesanías de madera, hago ruedas de la fortuna, tranvías, hago lo que se me ocurre.

Finalmente, ¿qué mensaje les da a los jóvenes o a personas que quieren encontrar su pasión en la vida?
– Primeramente que tengan en cuenta que esta vida es difícil. Nadie les va a dar nada, tienen que conseguirle a base de lucha, no importa que no les enseñen hay que aprender lo que sea. Yo tengo 98 años y todavía quiero aprender más.

 

Obras del autor, Don Ceferino.

Las obras de don Ceferino, son una colección muy particular y diversa, con tendencia a lo naif [1], y con formas, pinceladas y gestos similares a los de Van Gogh, Picasso y Ernest Descals.

Observando la obra con detenimiento, podremos encontrar facsímiles a obras destacadas de Van Gogh como por ejemplo Terraza de Café por la noche. (Ver figuras 1 y2)

Figura. 1 Terraza de Café por la Noche .          Figura. 2 Faccímil de Terraza de Café por la   Vincent Van Gogh, 1888.                                                          Noche por don Ceverino.  Año desconocido.

 

Aquí, de una manera empírica e individual, don Ceferino recrea una de las obras Impresionistas por excelencia. Asemeja la perspectiva paralela, el uso de colores contrastantes y llamativos (como el amarillo y el azul) y las formas sintéticas del maestro Van Gogh a través de pinceladas cortas e inexactas.

Por otro lado tenemos una recreación de la obra Mujer ante el espejo perteneciente al periodo cubista de Pablo Picasso. En esta obra recreada por don Ceferino, se notan las pinceladas duras y gruesas que le dan contorno e intención fuerte a la pintura, colores planos en tonos azules, ocres, verdes y marrones carentes gradaciones tonales y las formas geométricas triangulares, romboides y cuadradas características del cubismo del siglo XX. (Ver figuras 3 y 4)

Finalmente, y a la manera modernista de Ernest Descals, nuestro intérprete don Ceferino plasma sobre una charola metálica, un paisaje urbano (aparentemente de su lugar de origen) con perspectiva en “C” con una paleta cromática pastel en rosas, azules, ocres claros, verdes y violetas, aplicados con veladuras y suaves pinceladas. Dibuja también, formas alargadas e indefinidas con sombras fuertes características de la pintura modernista. (Ver figuras 4 y 5)

Figura. 3  Mujer ante el Espejo.                                             Figura. 3  Faccímil de Mujer ante el Espejo,    Pablo Picasso, 1932                                                                   por don Ceverino. Año desconocido.

 

Otras de sus obras:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Para mayor información sobre como adquirir alguna de las obras, no dudes en escribir a la Lic. Karen Grisel López Becerra al correo karengrisel1991@gmail.com, o al teléfono 477 -259 433

 

[1] Corriente artística en la cual los practicantes no se dedican a la pintura como actividad principal, sino al margen de sus respectivas ocupaciones profesionales. No tienen formación académica, y son creadores autodidactas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s